JESUCRISTO

ENTREGALE TU CORAZÓN A JESÚS

Reflecciones





PRINCIPIO DE DOLORES

Por el Apóstol Ronald Hernández
Mateo 16:21-23

Introducción: Esta porción que hemos dado lectura marca el comienzo de los sufrimientos de Cristo. Jesús les comienza a hablar a los discípulos acerca de su muerte y resurrección. Estas palabras de Jesús no son nada más y nada menos que comienzo de los sufrimientos de Cristo, pero no solamente habla de sus sufrimientos, sino que marca el comienzo de la victoria que Cristo obtendría en la cruz el calvario. Pero no solo la victoria que Cristo obtendría en la cruz del calvario, sino que también marca el comienzo de nuestra victoria. Marca el comienzo del fin de la separación del hombre y su creador. Marca el comienzo del camino a la comunión directa con Dios.

I. Principio de dolores
1. Dolor:
a. Podemos sentir dolor en diferentes formas. Cuando nos damos un golpe, cuando alguna parte de nuestro cuerpo está afectada por alguna enfermedad.
b. También está el dolor que no es producido por los golpes físicos, sino por los golpes al corazón por medio de los sentimientos.
c. En esta etapa del ministerio de Jesús encontramos el principio del dolor de los golpes que recibiría Cristo en su corazón. No en su cuerpo.
2. Jesús regresaría al lugar profético de su batalla final. Isaías 52:2-3
3. La oposición. Una cosa es ser rechazado por la gente de afuera, pero Jesús era rechazado por los que tenían la responsabilidad de educar al pueblo con respecto a su venida.
a. Ancianos. Se encargaban de los asuntos administrativos y civiles. Debían ser personas de gran experiencia y capacidad.
b. Principales sacerdotes. El sacerdote velaba por la santidad de la nación. Representaba vicariamente a la nación delante de Dios, pues ella por sí misma era incapaz de ser santa.
c. Escribas. Persona cuya profesión era estudiar detalladamente las  ESCRITURAS.
II. Los resultados de sus dolores serian más que los dolores.
1. Jesús les habla de Muerte. Isaías 53:3
a. Con la oposición se podría vivir, pero Jesús les habla de muerte.
b. La profecía habla de muerte de Cristo en muchas porciones de la palabra, pero aun los discípulos esperaban un rey que dominara a los romanos.
2. Jesús les habla de resurrección.
3. Jesús habla de Victoria. Aunque ellos no podían comprender en ese momento.
a. Jesús tenía que ser primicias. 1 Corintios 15:20-21.
b. Jesús tenía que vencer la muerte. Si Jesús no vencía la muerte, nosotros seriamos vencidos por ella.
1 Corintios 15:54-56

III. Buenas intenciones no son suficiente. “Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca”.
1. Pedro no está hablando muy ligero. Pedro tenía las mejores intenciones para Cristo.
a. Lamentablemente las buenas intenciones no son suficiente. Las buenas intenciones tienen que ser seguidas por acciones.
2. Pedro estaba mostrando sus emociones. Su relación intima con el Cristo no daba espacio a pensar que Cristo tenía que morir para que el viviera.
3. Satanás conocía bien las buenas intenciones de Pedro. “¡Quítate de delante de mí, Satanás!
4 ¿Quién podría detener a Jesús?
a. ¿Quién le puede detener para que este a su lado? ¿Quién le puede detener para que usted también viva en victoria? ¿Quién le puede detener para que rompa las cadenas que le atan? ¿Quién le puede detener para que el traiga paz a su vida turbada? ¿Quién le puede detener para que él se glorifique en su problema, en su vida, en su hogar? Usted.

Conclusión: El principio de dolores de Cristo constituía el principio de nuestra victoria.  Estamos viviendo tiempos difíciles, su pueblo tiene que unirse en ayuno, oración y leer  su santa palabra.